Definición de Biodanza Sistema Rolando Toro

Biodanza es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras a través de la música, el canto, el movimiento y situaciones de encuentro de grupo.

INTEGRACION

En Biodanza el proceso de integración actúa mediante la estimulación de las funciones primordiales de la conexión con la vida, que permite a cada individuo integrarse a si mismo, a la especie y al universo.

REAPRENDIZAJE DE LAS FUNCIONES ORIGINARIAS DE VIDA

Es aprender a vivir a partir de los instintos. El instinto es una conducta innata, hereditaria, que no requiere aprendizaje y se manifiesta mediante estímulos específicos, tienen por objetivo conservar la vida y permitir su evolución.Los instintos representan la naturaleza en nosotros, y sensibilizarse a ellos significa restablecer la unión entre naturaleza y cultura.

REEDUCACION AFECTIVA

Es la capacidad de establecer vínculos con las otras personas.

VIVENCIAS INTEGRADORAS

Es una experiencia vivida con gran intensidad en el aquí-ahora y con calidad ontológica (se proyecta sobre toda la existencia). Las vivencias en Biodanza son integradoras porque tienen un efecto armonizador en si mismas. Las vivencias en Biodanza están orientadas a estimular los potenciales de vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendencia, denominados Líneas de Vivencia.

RENOVACION ORGANICA

Es la acción sobre la autorregulación orgánica, inducida principalmente mediante estados especiales de trance que activan procesos de reparación celular y regulación global de las funciones biológicas, disminuyendo los factores de desorganización y stress.

EN OTRAS PALABRAS

“La más subversiva de todas las disciplinas es aquella que se funda en el respeto por la vida, el goce de vivir, el derecho al amor y al contacto. De nuestra meditación deriva una técnica que consiste en estimular, crear y desarrollar vida en los demás, lo que genera vida en nosotros. Las personas son nuestro más poderoso medio ambiente. La pareja ecológica, la familia ecológica y la comunidad ecológica son expresiones del Principio Biocéntrico” Rolando Toro Araneda.

Líneas de BIODANZA

El camino hacia la salud se transita mediante la expresión de nuestro potencial genético. Según Rolando Toro, creador del Sistema Biodanza, esos potenciales se expresan sobre la trama de cinco funciones universales, comunes a todas las personas, que Biodanza resume en cinco grandes grupos llamados: Lineas de Vivencia.

 

VITALIDAD: Aumento de la alegría de vivir, ímpetu vital (energía disponible para la acción), integración motora, equilibrio neurovegetativo.
SEXUALIDAD: Despertar la fuente del deseo, aumento del placer, conexión con la identidad sexual, disminución de la represión sexual.
CREATIVIDAD:
Capacidad de expresar, innovar y construir.

AFECTIVIDAD: Capacidad de hacer vínculo con las otras personas a través del amor, amistad, altruismo y empatía.
TRASCENDENCIA: Conexión con la naturaleza, sentimiento de pertenencia al universo.

 

En el transcurso de su vida, las personas desarrollan estas cinco funciones fundamentales. Muchas, sin embargo, refuerzan algunas de ellas a expensas de las otras y rara vez expresan la totalidad de sus potencialidades, debido a los obstáculos encontrados en la expresión originaria de los mismos.

Biodanza trabaja estimulando las funciones poco desarrolladas para poder integrarlas en toda su plenitud y armonizarlas con las otras.

Vitalidad100%
skillbar
Sexualidad100%
skillbar
Creatividad100%
skillbar
Afectividad100%
skillbar
Trascendencia100%
skillbar

El Inconsciente vital

El texto citado a continuación ha sido extraído del material elaborado por el Profesor Rolando Toro
para el curso de Formación y Actualización de Profesores Didactas del Sistema Biodanza®.

.

He definido el concepto de “Inconsciente Vital” como propuesta para referenciar al psiquismo celular.
Existe una forma de psiquismo de los órganos, tejidos y células que obedece a un “sentido” global de autoconservación.
El inconsciente vital da origen a fenómenos de solidaridad celular, creación de tejidos, defensa inmunológica y en suma,
al acontecer exitoso del sistema viviente. El acto de curación será comprendido entonces como un movimiento para recuperar esa sintonía vital con el universo.

Los Estratos del Inconsciente:

Examinemos brevemente los tres niveles del Inconsciente.

1.- El Inconsciente Personal: descrito por Freud.
2.- El Inconsciente Colectivo: descrito por Jung.
3.-El Inconsciente Vital: propuesto por Rolando Toro

Los tres niveles del Inconsciente se comunican entre sí a través de “umbrales de transición”.
Entre el Inconsciente Personal y el Inconsciente Colectivo se establecen los procesos que van
desde la historia personal hacia el arquetipo.

Entre el Inconsciente Colectivo y el Inconsciente Vital se establecen los procesos que van del arquetipo a los sistemas
de integración biológica mediante danzas de integración.

El Inconsciente Vital se nutre de la memoria cósmica y organiza la materia (cadenas protéicas, sistemas orgánicos)
sobre la base de una programación presuntiva que puede o no, generar sistemas orgánicos estables. Los padrones
de autoorganización que generan sistemas vivientes capaces de reproducirse son bastante estables.

Biodanza® trabaja especialmente con el Inconsciente Vital, condición que permite una acción muy eficaz en la camada
más profunda del sistema viviente humano. A través de las vivencias se inicia una aventura cósmica en la que se navega
con rumbo desconocido, a formas de vida optimizadas.

El Inconsciente Vital se expresa a través del humor endógeno, bienestar cenestésico y estado global de salud.

Los modos de acceso al Inconsciente Vital son:

•Vivencias de comunicación y encuentro.
•Caricias y erotismo.
•Juegos (humor y risa).
•Alimentación.
•Vínculo con la naturaleza.
•Éxtasis cósmico.
•Regresión mediante trance de suspensión.
•Mediumnidad para identificarse a través de la danza con la música.
•Masaje no dirigido a la musculatura, sino a las sensaciones cenestésicas.
•Baños de mar.
•Baños de barro.
•Regresión mediante Biodanza® Acuática.
•Despertar de los instintos mediante danzas primitivas.

La vivencia es la vía directa al Inconsciente Vital.

El deseo de vivir.

El deseo de vivir proviene del psiquismo celular, no del pensamiento conceptual ni de la voluntad consciente.

Hay en las células una cualidad de sobrevivencia, un índice de longevidad relacionado con el deseo de vivir.
Se siente el deseo de vivir cuando se pueden expresar los potenciales genéticos.

La depresión es el agotamiento de ese impulso de vida, la pérdida de motivaciones para seguir viviendo.

El estímulo de la expresión de los cinco conjuntos de potencial genético (cinco líneas de vivencia) es una forma de influir positivamente sobre el inconsciente vital.

Princípio Biocéntrico

La vida al centro

principiobio

El Principio Biocéntrico se inspira en la intuición del universo organizado en función de la vida y consiste en una propuesta de reformulación de nuestros valores culturales que toma como referencial el respeto por la vida.

El principio Biocéntrico, propone la potencialización de la vida y la expresión de sus poderes evolutivos. Biodanza es, desde este punto de vista, una poética de lo viviente, fundada en las leyes universales que conserva y permite la volución de la vida. Todas las acciones de Biodanza se orientan en resonancia con el fenómeno profundo y conmovedor de la vida.

Biodanza emplea una metodología vivencial, dando énfasis a la experiencia vivida más que la información verbal, permite comenzar la transformación interna sin la intervención de los procesos mentales de represión.

Participamos del pensamiento visionario de Alberto Schweitzer: “meditando sobre la vida, siento la obligación de respetar cualquier voluntad de vida a mi alrededor, por ser igual a la mía”.

La idea fundamental del bien es, pues, que éste consiste en preservar la vida, en favorecerla, en conducirla a su valor más alto; y que el mal consiste en aniquilar la vida, lastimarla, poner trabas a su florecimiento.

El Principio Biocéntrico pone su interés en un universo comprendido como un sistema vivo. El reino de la vida abarca mucho más que los vegetales, los animales y el hombre. Todo lo que existe, de los neutrinos al cuasar, de la piedra al pensamiento más sutil, hace parte del sistema vivo prodigioso.

Según el Principio Biocéntrico, el universo existe por que existe la vida, y no al contrario.